MENTOPLASTIA

El mentón es un elemento importante en el balance estético de la cara, su prominencia debe analizarse en relación con la totalidad de la cara, incluyendo la nariz, el cuello y los labios.
Se denomina así a la cirugía para las modificaciones de la forma, tamaño o posición del mentón. Los estudios del perfil humano muestra en ocasiones posiciones del mentón hacia delante o hacia atrás, lo que provoca alteraciones del contorno facial. El primero de los casos provoca un mentón prominente, que suele con frecuencia estar en relación con una mala oclusión dental, y se denomina prognatismo.
En el caso contrario un mentón pequeño y corto, se denomina retrognatia.

TÉCNICA QUIRÚRGICA:

Para realizar una operación de cirugía del mentón se hace una incisión bajo el mentón. Se introduce un implante de silicona para conseguir una mayor proyección de la mandíbula. Es obvio que las pruebas médicas, análisis y estudio de la prótesis son previos.
La prótesis puede ser fija, se utilizarían tornillos directamente al hueso, o prótesis que se fijan con sutura.

TIPOS DE ANESTESIA:

Se puede hacer con anestesia local, además de una sedación, para estar relajado del todo.


TIEMPO DE CIRUGÍA:


Se necesitan 30 minutos


RECUPERACIÓN


La mayoría de los pacientes describen el período de recuperación de una mentoplastia bastante fácil.
La inflamación se observara mas el tercer día después de la cirugía, y por lo general disminuye una semana después de la cirugía. La siguiente información le dará una idea de qué tipo de actividades son seguras durante el período de recuperación.


TERAPIAS:


Finalizada la intervención se coloca un pequeño apósito compresivo en la zona del mentón que se le retirará en unos días. No es un postoperatorio doloroso y únicamente deberá tomar algún antibiótico y unos enjuagues bucales con antisépticos.